Ruta a Palca

La Prefectura de La Paz inició en mayo de este año los trabajos para el asfaltado del 60 por ciento de la ruta que vincula la ciudad, desde la localidad de Apaña, colindante con Ovejuyo, con el municipio de Palca. Los pobladores de esa localidad demandan que se intervenga todo el tramo.

El técnico del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam) dependiente de la Prefectura, Arturo Flores, explicó que la ruta en la que interviene la empresa Ecla-Convar-Olmedo, a la que se adjudicó la obra a finales de 2008, tiene 16 kilómetros desde Apaña hasta Ventilla.

Desde ese último punto faltan diez kilómetros para llegar al municipio de Palca. Este tramo es objeto de un estudio técnico, social, económico y ambiental.

En el ingreso al camino, desde Apaña, hay viviendas de ladrillo y de adobe de hasta dos pisos, algunas ubicadas lado a lado, pero a medida que se avanza por la vía se encuentran casas aisladas, que tienen como fondo los nevados, entre ellos el Illimani. En el campo crece la pajabrava y pace el ganado (vacas, ovejas y burros) cuidado por niños.

El proyecto Apaña-Ventilla, dijo Flores, consiste en el mejoramiento del camino a través de la construcción de cuatro puentes, drenajes, bermas (pequeñas pendientes a los costados del camino), apertura de curvas y ensanchamiento de la vía, además del posterior asfaltado.

Según el técnico, los puentes serán de 7,30 metros de ancho, de dos carriles, contarán con barandas y pasos peatonales en cumplimiento de las normas.

Los problemas

En un recorrido por esta ruta, La Prensa pudo evidenciar que es un camino angosto, de una sola vía, con algunos tramos empedrados y otros de tierra, y con huecos dispersos a lo largo del trayecto.

Las curvas son muy cerradas y dan al abismo, de modo que los motorizados deben realizar maniobras para dar paso a los que avanzan en sentido contrario.

Por la tarde, este medio halló a unos cuatro obreros de la empresa Ecla-Convar-Olmedo en el sitio denominado el Chullo. Ellos realizaban mediciones topográficas del terreno, como parte de los trabajos iniciados.

Más adelante, otro grupo formado por 30 trabajadores, según dijo Humberto (no dio su apellido), parte del equipo desplazado por la empresa planchaba el camino (compactaba la tierra) y luego la maquinaria ensanchaba la vía.

Humberto señaló que en ese punto se ubicaron cuatro retroexcavadoras.

Según Flores, la orden de proceder fue dada a la empresa el 6 de mayo, el plazo para ejecutar la obra fue fijado en 720 días, es decir que su conclusión está prevista para el 25 de abril de 2011 y su costo es de 55,3 millones de bolivianos, financiados con recursos de la Prefectura.

De acuerdo con uno de los consejeros de la provincia Murillo, Mauricio Quispe, hasta Ventilla las obras están encaminadas, pero el problema surge a partir de ese punto, porque el resto de la vía, hasta llegar a Palca, no está considerado en el proyecto de asfaltado, lo cual es de preocupación de los comunarios. Ellos necesitan esa ruta totalmente habilitada y en buenas condiciones para sacar su producción (oca, papa, durazno) a los mercados de la ciudad con mayor facilidad y en menos tiempo.

Quispe señaló que para la intervención de este último tramo de diez kilómetros es preciso que la Alcaldía de Palca entregue una contraparte (no especificó el monto) con la que se financie el proyecto, pese a que la ruta pertenece a la red departamental, administrada por el gobierno prefectural.

Éste es otro problema, dijo, pues la Alcaldía de Palca tiene las cuentas congeladas como consecuencia de un conflicto de gobernabilidad irresuelto.

Un estudio

Flores explicó que este tramo es parte del estudio técnico, social, económico y ambiental que realiza la empresa CONSA desde Ventilla pasando por Palca, hasta Quilihuaya, cruce Ramal, La Granja, un total 90 kilómetros.

Este estudio integral, que antes era conocido como estudio de diseño final, determinará el costo de la obra y los requerimientos de la ruta, que a partir de Palca es de tierra.

Este trabajo, que será entregado el próximo año, demandará una inversión de 234.000 dólares, que serán financiados por el gobierno departamental.

El dirigente campesino indicó que, si bien conocen de la realización de este estudio, el proyecto es para un futuro mediato y la necesidad que tiene la población de Palca es actual. La vía que conecta Ventilla con Palca tiene básicamente las mismas características de la ruta anterior que ingresa desde Apaña. Es angosta, con curvas cerradas y baches continuos.

A diario circulan por la ruta Apaña-Palca entre 50 y 100 vehículos, dependiendo de la época de producción. La afluencia es considerable en etapa alta, la que coincide con los meses de fin de año, en la que los comunarios sacan sus productos para la venta en los mercados.

Las alternativas

Debido a las obras de asfaltado que inició la empresa adjudicataria, los vehículos livianos, dijo Quispe, están aún transitando por esa vía, pese a la existencia de maquinaria, pero los motorizados pesados, como los camiones con carga, toman la ruta que comunica Palca con Río Abajo por Cohoni y Tahuapalca.

En la vía principal, unos metros más abajo de Chullo se habilitó un desvío que conduce a Palca por la parte baja.

Quispe calculó que el asfaltado de la vía Apaña-Palca puede beneficiar a unos 30.000 habitantes, pues hay cinco cantones que se encuentran cerca de la ruta principal y su gente emplea la vía.

La ruta es importante, destacó el consejero, porque, además de acelerar el tránsito de los usuarios, se dirige a Sud Yungas a partir del desvío de Ventilla.

Flores señaló que los comunarios de Palca usan varios caminos alternativos, pero éstos no están registrados en la red departamental, y señaló que esta vía es óptima, incluso para llegar a Cochabamba, por el trayecto: Lambate, La Plazuela, Inquisivi y Sacambaya. En la actualidad esta ruta es de tierra y próximamente será intervenida.

Un valle agrícola con líos limítrofes

El municipio de Palca se encuentra ubicado a unos 26 kilómetros de la ciudad de La Paz. Es un valle que se caracteriza principalmente por que sus habitantes se dedican a la producción agrícola, sin dejar de lado la actividad ganadera.

Los cultivos principales son de papa, oca (tubérculo andino), haba, arveja, cebolla, maíz, cebada, alfalfa y, en las partes bajas de la zona, durazno, entre otras frutas comestibles.

Una buena parte de la papa y el maíz es guardada por los comunarios para consumo familiar, mientras que la cebada y la alfalfa se destinan a la alimentación del ganado y la mayoría de los otros productos se vende en los mercados de La Paz y El Alto.

La producción agrícola ocupa parcelas pequeñas por familias.

La gran parte de los agricultores de Palca usa abonos químicos y naturales, pero fumiga con productos químicos.

En cuanto a la arveja, en Palca se producen en dos variedades: amarete y arvejón.

El municipio de Palca mantiene desde hace años un problema de límites con el municipio de La Paz, lo cual ha ocasionado ocupaciones de terrenos en el área en conflicto.

Las autoridades de Palca reclaman como suyas las zonas de Calacoto Alto, Apaña, Ovejuyo, Achumani, Irpavi, Irpavi Alto, Achumani Alto, Pongo, Chicani, Callapa, Chinchaya, Villa Salomé, Pampahasi, Chuquiaguillo, Chucura, Santa Rosa de Callapa, Churaparqui y Pampahasi Bajo. También se encontrarían dentro de los límites palqueños Huaylla Huayllani, Hampaturi, La Cumbre, Puquichaca, Acero Marca, Hierbani, Checa Lupaca, Karpani, Sayaña Canchi, Ñequejahuira Kalahuancani, Milluni y Chinchaya Checa Lupasa. Éstas se encuentran en las jurisdicciones de las zonas Sur y San Antonio del municipio de La Paz.

Las condiciones de la vía

La ruta Apaña-Palca es empedrada, pero angosta para el paso de los vehículos.

Apaña se ubica después de Ovejuyo, en la zona Sur de la ciudad.

La distancia entre Apaña y Palca es de 26 kilómetros, que se cubren en unas tres horas.

Por esta ruta transitan a diario entre 50 y 100 motorizados de acuerdo con la época.

La zona es altamente productiva, por lo que precisa de rutas para transportar sus frutos.

El ancho de vía varía entre cuatro y seis metros según se avanza por el trayecto.

En época de lluvias suele presentar problemas que dificultan el tránsito.

El otro ingreso al municipio de Palca es por Río Abajo, que ahora es usado.

La intervención

La Prefectura del departamento de La Paz adjudicó este año a la empresa nacional Ecla-Convar- Olmedo los trabajos de asfaltado de la vía Apaña- Ventilla.

Esta ruta actualmente está empedrada y consta de 16 kilómetros.

La intervención consiste en la construcción de cuatro puentes de dos carriles, drenajes, asfalto y otros.

La obra estará concluida en 2011 y demandará una inversión de 55.390.875

de bolivianos.

La empresa CONSA está encargada de realizar un estudio técnico, económico, social y ambiental de la ruta que conecta desde Ventilla hasta La Granja, tramo que pasa por el municipio de Palca.

Este estudio demandará la inversión de 234.000 dólares.

Los resultados se conocerán el próximo año y permitirán buscar financiamiento y planificar la obra